Arrozúa S.C.A. vuelve a confiar en Applus+ Certification para renovar sus certificados IFS Food y BRC Global Standard for Food Safety

17/10/2019

    La empresa ha conseguido subir del Grado B al A en la certificación BRC.

    El acto de entrega tuvo lugar el pasado 24 de septiembre durante la feria Andalucía Sabor en la que Arrozúa S.C.A. fue una de las empresas expositoras. Los certificados fueron entregados a Sara Llopis, Directora Técnica y a Esperanza Cañestro, responsable de calidad de Arrozúa, por parte de representantes de Applus+ Certification.

    Arrozúa S.C.A. es una cooperativa ubicada en el municipio de Isla Mayor (Sevilla) que se dedica al secado, almacenaje, elaboración, distribución y comercialización de arroz. Según su responsable de calidad, Esperanza Cañestro, la renovación de los certificados IFS y BRC “nos compromete a una obligación constante de supervisión y mejora de todo el proceso productivo y esto se traduce en que nuestro producto sea elaborado y envasado con la mayor garantía de calidad y seguridad alimentaria”. Cabe destacar que Arrozúa S.C.A. ha conseguido este año una mayor puntuación en la certificación BRC, pasando del grado B al A, quedando solo por encima el nivel máximo AA en auditorías anunciadas.

    LA IMPORTANCIA DE LA CERTIFICACIÓN 

    La compañía andaluza confía en Applus+ Certification para certificar sus estándares agroalimentarios desde el año 2013. La renovación de los certificados IFS y BRC supone un valor añadido ya que, según palabras de la empresa, “los certificados nos aportan un gran beneficio de reconocimiento a todo el esfuerzo que supone y nos abre puertas en el mercado, tanto nacional como internacional”. 

    Además de estas certificaciones agroalimentarias, Arrozúa S.C.A. también ha certificado con Applus+ el estándar ISO 14001 de Sistemas de Gestión Ambiental, alcanzando un alto nivel de excelencia y sin registrar ninguna no conformidad. 

    IFS FOOD Y BRC: GESTIÓN DE LA CALIDAD Y LA SEGURIDAD ALIMENTARIA

    La certificación IFS Food es un requisito ampliamente demandado por las grandes cadenas de distribución a todos sus proveedores. Desarrollado por cadenas de distribución alemanas, francesas e italianas, este estándar tiene como objetivo regular el proceso de transformación y/o envasado de alimentos para garantizar la calidad y la seguridad alimentaria de los productos. 

    La norma BRC Global Standard for Food Safety fue elaborada por las grandes cadenas de distribución británicas y permite a las empresas entrar en el mercado inglés. Se trata de un sistema de evaluación de proveedores que tiene como objetivo garantizar alimentos seguros y de calidad al consumidor final.